• Banner formate con los mejores
  • Banner Transferencias
  • Banner Maestrias
  • Banner Diplomados
  • Banner Redes Sociales
  • Banner cordinacion de capa
  • banner fondo editorial 2
  • banner direccion de Innovacion e Investigacion

Heute keinen geilen Porno nach deinem kostenlose pornofilme Sexfilme die du dir ohne weiteres Sofort ansehen kannst

24 DE JULIO DE 1783

liber-e1441898258364-540x440

24 DE JULIO NATALICIO DE SIMON BOLIVAR

BATALLA NAVAL DEL LAGO


Prof. Zonia Rangel 
Coordinadora del Voluntariado

Programa Cultura


Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, (Caracas, 24 de julio de 1783 — Santa Marta, República de Colombia, 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela; fundador de la Gran Colombia y una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al Imperio español. Contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

 

     En 1813 le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas ese mismo año, quedó asociado a su nombre. Los problemas para llevar adelante sus planes fueron tan frecuentes que llegó a afirmar de sí mismo que era “el hombre de las dificultades” en una carta dirigida al general Francisco de Paula Santander en 1825.


     Participó en la fundación de la Gran Colombia, nación que intentó consolidar como una gran confederación política y militar en América, de la cual fue Presidente. Bolívar es considerado por sus acciones e ideas el “Hombre de América” y una destacada figura de la Historia Universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales le han convertido en objeto de veneración nacionalista. Ha recibido honores en varias partes del mundo a través de estatuas o monumentos, parques, plazas, entre otros.


      El 24 de julio de 1823 se libró la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, que enfrentó a las escuadras del Almirante Colombiano José Padilla y las del Comandante Español Laborde, quien tras un intenso combate y ante el ímpetu y valentía de los patriotas criollos, tuvo que capitular y emprender la retirada.


     Terminada la sangrienta Batalla, se demostró que hubo valor y gallardía de parte y parte, así como hombres y buques gloriosos y humillados.


     El valor, el arrojo y las acertadas providencias del Almirante Padilla en aquel día fueron admirables, hoy le dan lugar distinguido en las brillantes páginas de la historia que tratan sobre la guerra de nuestra independencia.


      En homenaje a esta importante gesta libertadora, se celebra el 24 de julio el día de la Armada Colombiana.

 

    Hablar de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo no es una tarea fácil, cuando existe un crecido número de excelentes y reconocidos historiadores que se han ocupado del tema y entre los cuales podemos nombrar:


    Francisco Alejandro Vargas, historiador de la Armada, Capitán de Navío Bernardo Jurado Toro, fundador del Museo Histórico Militar, hoy devenido en sitio donde presuntamente está el cadáver de Hugo Chávez, Contralmirante Antonio Eljuri-Yunez, Antonio César Espinoza, David Chacón Rodríguez y Hadelis Jiménez López entre otros, por lo tanto no entraré en la parte narrativa de lo que en si fue el desarrollo de este acontecimiento histórico que va a determinar con certeza la verdadera fecha de la Independencia de Venezuela del dominio español ¿Por qué hago esta afirmación, contradiciendo lo que muchos historiadores se han empeñado en establecer el hecho de que la Batalla de Carabobo, selló la Independencia de Venezuela? Por las razones que a continuación explicaré y que están sustentadas históricamente con suficiente documentación al respecto.


    Comenzaré aclarando que nadie puede poner en duda que la Batalla de Carabobo, tuvo y tendrá siempre una grandísima importancia en la lucha independentista y que allí se comprometieron casi todos los efectivos militares tanto de los republicanos como de los realistas y la participación no solo en la batalla en sí, sino en los combates que se dieron de distracción que empeñaron grandes contingentes de ambos lados, eso unido a la estrategia y la planificación desarrollada por el Libertador antes y durante la misma, para movilizar en el momento preciso y con contundencia a las Divisiones a pesar de las posiciones favorables de las tropas realistas, pero de allí a sostener que la Batalla de Carabobo selló la Independencia de Venezuela, hay un gran trecho.


     En la Batalla de Carabobo, no hubo capitulación ni rendición general, se rindieron algunos batallones realistas, pero el Capitán General de Venezuela el General Miguel La Torre y Pando y su segundo el General Francisco Tomás Morales con todo su Estado Mayor y un gran contingente de soldados se retiró en orden y se refugiaron en Puerto Cabello, desde donde comenzaron abrir nuevas operaciones bélicas, entre ellas la reconquista de Coro.


     En el tiempo transcurrido entre la batalla de Carabobo y la del Lago de Maracaibo se realizaron en el territorio venezolano 67 combates tantos terrestres como navales y de todo ello hay registro histórico, donde en realidad fue tomando auge la presencia y desarrollo de la fuerza naval republicana en especial a los fines de bloqueos de diferentes puertos, haciéndole cada día más difícil la movilización a las tropas realistas.


     En cuanto a la Batalla Naval del lago de Maracaibo, una vez finalizada esta y ante la aplastante derrota sufrida por las fuerzas realistas y la precipitada huida del comandante naval español el Capitán de Navío Ángel Laborde, el General Morales entiende que ya no puede seguir resistiendo y el 3 de agosto firma la capitulación, mediante la cual cesan las hostilidades y la presencia del ejército realista en Venezuela, de esta manera la Batalla el Lago de Maracaibo sella y consolida definitivamente la independencia de Venezuela, ya que el General Morales en su condición de Capitán General ( el último que tuvo España en Venezuela) entiende perfectamente que privado de fuerzas navales se le hace imposible cualquier intento de resistencia y las pocas fuerzas que aún quedaban estaban tan aisladas que era imposible su reubicación y como consecuencia de ello el castillo de Puerto cabello donde se encontraba a su frente el Brigadier Sebastián de la Calzada capitula también y entrega este bastión al General José Antonio Páez.


    La capitulación del gobierno de España en Venezuela mediante la cual se selló y consolidó nuestra independencia, se efectuó en dos fases, la primera se realizó la firma en Maracaibo por el Capitán General Francisco Tomás Morales y la segunda es la firma por parte del Contralmirante José Prudencio Padilla, comandante de la flota republicana y quien dirigió la batalla del lago de Maracaibo y por el General Manuel Manrique, jefe de las fuerzas terrestres republicanas del sector, en el pueblo de Los Puertos de Altagracia, en la costa oriental del lago, en ambas ciudades se conservan como museos las llamadas Casas de la Capitulación.


     La Batalla Naval fue una gran confrontación entre las flotas republicana y realista, dio comienzo a las 15:15 horas (3-15 PM), cesando la misma a las 18:45 horas (6-45PM) con la derrota total de la escuadra española. Comandante de la escuadra republicana el Contralmirante José Prudencio Padilla, con 10 buques de línea y las fuerzas sutiles. Comandante de la escuadra española el Capitán de Navío Ángel Laborde con 16 buques de línea y las fuerzas sutiles.


    La escuadra republicana estaba compuesta por los siguientes buques: Bergantines Independiente, Confianza y Marte y las goletas Antonia Manuela, Manuela Chitty, Emprendedora, Peacock, Independencia, Leona y La Espartana. La escuadra realista estaba conformada por los bergantines Esperanza y San Carlos y las goletas Zulia, General Riego, Rayo, Cora, Mariana. María, Liberal, Estrella, Salvadora, Habanera, Especuladora, Montserrat, Goajira y el bergantín goleta Rayo. Además ambas escuadras estaban acompañadas por sus correspondientes fuerzas sutiles que se componían de piraguas y bongos artillados. Entre los oficiales navales republicanos se distinguieron Renato Beluche, Pedro Lucas Urribarrí, Clemente Castell, Nicolás Joly y Walter Chitty entre otros, el Ejecutivo y el Congreso de Colombia decretó honores y condecoraciones para todos los participantes de tan memorable batalla.


     Un acto de gran significación, es que el Contralmirante José Prudencio Padilla una vez que pasa la última revista a la escuadra, ordena que se ize el banderín que ordena el abordaje de las naves enemigas y que se dejara izado, lo que significaba que era su última orden y a partir de ese momento cada comandante de unidad actuaria con total independencia en la batalla, demostrando de esa forma la confianza absoluta que tenía de sus oficiales comandantes.


     De acuerdo a la investigación histórica no pueden existir dudas que es precisamente con la Batalla Naval del lago de Maracaibo el 23 de julio de 1823 cuando en definitiva se va a sellar y consolidar la Independencia de Venezuela, de igual manera es falso el eslogan de que en Carabobo nació la República de Venezuela, la República de Venezuela como tal nace con la Declaración de la Independencia el 19 de Abril de 1.810 y la firma del Acta de la Independencia el 5 de julio de 1.811, también es bueno aclarar que ambos actos fueron eminentemente civiles, lo militar se va a dar posteriormente con la lucha independentista y que suele suceder en estos casos, los civiles se van transformando en militares.


     Corresponde a la Armada Venezolana de acuerdo a sus archivos históricos clarificar esta magna fecha de la verdadera consolidación de nuestra independencia y honrar a esa pléyade de héroes navales que con su bravura y coraje la hicieron posible. Los nombres de todos estos héroes son la significación de nuestra independencia.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27